De acuerdo con información de la American Community Survey, cerca de 7 mil 600 mexicanos trabajan en la industria tecnológica de Silicon Valley.  Según el reporte, la economía en Silicon Valley sigue en auge, con 58 mil empleos más, 42 mil nuevos residentes el año pasado y todos los indicios apuntando a que el crecimiento continuará.

Con la cifra antes mencionada México se coloca como el país con más talento extranjero en Silicon Valley, seguido por Philipinas, China, India y Japón.   Ver gráfica.

Estos 2 Mexicanos son un gran ejemplo:

Carlos Gómez es el vicepresidente de Innovación de Producto de Netflix y anteriormente trabajó en Google para mejorar el algoritmo de búsqueda de la compañía.

El ejecutivo nació en Inglaterra, pero se crió en México para luego mudarse nuevamente al extranjero tras finalizar sus estudios de preparatoria. Más tarde entró al Massachussets Institute of Technology (MIT) en Boston y permaneció en esa ciudad por 10 años, durante los cuales realizó dos licenciaturas, una maestría y un doctorado.

Bismarck Lepe fue uno de los primeros empleados de Google. En esa compañía adquirió las bases necesarias para emprender sus propios proyectos en territorio mexicano. El primero de ellos fue Ooyala, una plataforma de administración de contenido de video para corporativos y medios digitales, con la que levantó más de 100 millones de dólares. Recientemente fue adquirida en 270 millones de dólares por la firma de telecomunicaciones australiana.
Sin embargo, Lepe tiene un segundo emprendimiento: WizeLine, una startup con oficinas en Silicon Valley y Guadalajara.

Lepe se mudó a Estados Unidos a los cuatro años de edad y en 1998 entró a Stanford a estudiar medicina; no obstante, fascinado por el boom tecnológico finalmente se decidió por economía y sistemas. Trabajó en 25 diferentes startups y una de ellas, Eland, se convirtió en el primer cliente externo de Google cuando Larry Page y Sergey Brin lanzaron la primera versión de su producto.

MexicanosyExtrangeronsSiliconValley